CECIDIC
Centro de Educación, Capacitación e Investigación para el Desarrollo Integral de la Comunidad
CECIDIC > Blog > SEPTIMO ENCUENTO CULTURAL ALVARO ULCÚE CHOCÚE

SEPTIMO ENCUENTO CULTURAL ALVARO ULCÚE CHOCÚE

2016 11 2
Compartir

En horas de la tarde tal como estaba programado, a las 7 p.m. los mayores dieron inicio al ritual del Ҫxapuҫ, que consiste en dar una ofrenda a los seres queridos que han dejado la vida terrenal para ocupar un nuevo espacio.

Este ritual, de convocar a los Espíritus se hace con mucha responsabilidad y respeto, pues son los mayores quienes orientan todo el proceso. Dice uno de los orientadores “los que pasan a otra vida necesitan comida, bebidas entre otras cosas y sea esta la oportunidad para pensar en ellos e invitarlos a comer una vez al año”.

La ofrenda es un banquete en memoria a los espíritus e inicia con los Thë Wala sentados mascando coca. Luego, con la chirimía sonando van entrando los asistentes en orden y danzando al lugar dispuesto para colocar las ofrendas. En este sitio, se encuentra encendido el fuego y se danza alrededor de él ofrendando bebidas tradicionales las cuales son depositadas en las tres tulpas y en el fuego.

Una vez los mayores explican las razones por las que se está en ese lugar, se llevan las ofrendas constituidas por mucha comida y bebidas de maíz, también llevan al lugar plantas medicinales, frutas y todo lo que alguien en vida pudo consumir.

Dentro de las ofrendas no puede faltar la carne, por eso es necesario sacrificar algunos animales no sin antes pedirle permiso a la madre naturaleza y son los médicos tradicionales quienes autorizan este sacrificio por medio de plantas.

Después de colocar las ofrendas en las mesas, los Thë Walas se retiran a convocar los espíritus, mientras los acompañantes salen a reflexionar y a hacer un conversatorio, siempre recordando a los seres queridos que han muerto. El resto de personas que han llegado a acompañar el ritual danzan al ritmo de flauta y tambor.

De esa manera se desarrolló el ritual en espera de que los médicos tradicionales indiquen el momento preciso para repartir las ofrendas entre los asistentes pues primero deben llegar los espíritus a comer. Fue aproximadamente a la 1 de la mañana donde los médicos tradicionales dieron paso a los asistentes para deleitarse con las ofrendas que dejaron los espíritus.

Foto galería