CECIDIC
Centro de Educación, Capacitación e Investigación para el Desarrollo Integral de la Comunidad
CECIDIC > Proyectos Misionales > Programa de diseño y comunicación > LA MINGA DE MURALISMO DEL PUEBLO NASA EN LA FERIA (...)

LA MINGA DE MURALISMO DEL PUEBLO NASA EN LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BOGOTÁ 2017

Compartir

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá del 25 de abril al 8 de mayo. El día 26 de abril de 2017 a las 11 am en la Sala FILBO C de Corferias, se realizó el conversatorio EL SABER PINTA LA MEMORIA, en el cual se realizó el lanzamiento de la revista Ya´ja, (Edición Especial “Minga de Muralismo” propiciando un espacio de reflexión sobre el lugar de las prácticas artísticas en los procesos de memoria y construcción de paz en el marco de la recuperación de saberes ancestrales de los pueblos indígenas y el contexto socio-político por el que atraviesa el país. La revista sintetiza la experiencia de la Segunda Minga Muralista del Pueblo Nasa Los colores de la memoria y la resistencia que organiza el CECIDIC, el proyecto Nasa, la Alcaldía Municipal de Toribio, el Centro Nacional de Memoria Histórica y el Colectivo Cultural Wipala, realizada en el municipio de Toribio - Cauca donde artistas y habitantes, locales, nacionales e internacionales, se dieron cita en septiembre del 2016 para realizar una serie de intervenciones graficas en los diferentes espacios urbanos de Toribio y en los resguardos de San Francisco y Tacueyó, el resultado de esta minga llevo a la creación de un museo a cielo abierto con cerca de 50 murales en gran formato intervenidos participativamente en 3 resguardos.

Nuestros mayores y mayoras Nasa, los que caminan adelante, nos dejaron testimonio de su pensamiento y acción a cada paso: En la piedra tallada, el oro labrado, en el tejido trenzado, en nuestra lengua, en nuestra danza, en nuestra espiritualidad; por doquier encontramos su legado que nos acompaña, enseña y guía hoy, hasta que la naturaleza y sus espíritus así lo decidan. Pero hoy somos la generación que camina el territorio, quienes continuemos con su legado, pensando en las nuevas generaciones; por eso la pregunta es ¿lo estamos haciendo? en la época que nos correspondió, en el tiempo de la tecnología y la información, de nuevas realidades aun ajenas a nosotros, en el tiempo de la interculturalidad, ¿vamos en el camino y la dirección correcta? Sin duda es el momento para sentir y pensar con el corazón, como nuestras huellas podrán perpetuarse aun en el tiempo donde todo es volátil y efímero.

Entonces, lo que bien hemos llamado como: “Minga de muralismo” en su segunda versión de nuestros tiempos, nos debería conectar con el pasado de acciones y mingas que hacían nuestros mayores para dejarnos legado, nos debe permitir seguir tejiendo el presente y el futuro de nuestro pueblo para poder perpetuar nuestra cosmogonía y su acción, en nuestro territorio, en el mundo de hoy, compartiendo, intercambiando saberes con el otro.

Si bien es cierto que la tecnología, las comunicaciones, los otros conocimientos o saberes, las relaciones con otros pueblos y poblaciones nos abren el mundo y al mundo, gracias a ello – pensando prospectivamente - conocemos personas y otras culturas, otros lugares, que desde su sitio, representan otras formas de ver y sentir el mundo, que pertenecen a otras estructuras de pensamiento, pero aun así, cada uno de ellos, desde sus miradas, se han convertido en una ventana por donde se puede mirar el universo, desde esta nuestra casa común, nuestra madre tierra: Abya yala, Gaia, uma kiwe…

Somos todos hermanos: seres humanos, animales y plantas todos hijos de esta gran madre cósmica, que desde los colores como representación de resistencia, de lucha, de acción política y de profundo acerbo espiritual y filosófico, pintamos nuestros territorios, nuestro interior, nuestro entorno, con un mensaje que perpetua el legado de nuestros ancestros; hoy más que nunca debemos estar unidos, ninguno se puede quedar aislado, ni lo puede pretender. Al contrario, debemos explorar el mundo y su saber, cada uno desde su espacio natural y sus dones deberá explorarlo, tomarlo, conocerlo y dominarlo.

Vivimos otros tiempos, ya no se trata de volver al pasado, o contrariamente quedarnos añorándolo, se trata de vivir el presente desde la memoria, para poder seguir construyendo el futuro, pintándolo con los colores de la resistencia. Necesitamos nuevas generaciones de seres humanos, que sean más conscientes de que el universo es compartido, aunque cada uno ocupe un lugar de la gran casa, aun en distinto lugar y en distinto momento. Debemos encontrar sus espacios comunes y muy seguramente eso es el arte (enfocado desde lo espiritual), el color, las formas, nuestra estética, representando nuestro pasado, perpetuándolo en el futuro. Quizás por ello, los espíritus están contentos y nos convocan.

Te invitamos a conocer el territorio y las intervenciones gráficas de la Segunda Versión de la Minga de Muralismo del Pueblo Nasa en el siguiente Link.

http://centrodememoriahistorica.gov.co/micrositios/minga-muralista/

Foto galería